Una historia, un propósito

Compartir en tus Redes

Una historia, un propósito. «Dios, que da la semilla que se siembra y el alimento que se come, les dará a ustedes todo lo necesario para su siembra, y la hará crecer, y hará que la generosidad de ustedes produzca una gran cosecha» 2 Corintios 9:10.

En el año 1996 yo hacía parte de MIJUCO, liderado por Trevor y Joan Godard, quienes organizaron un viaje misionero a Panamá para apoyar la IEU (Iglesia de los Wounaán y Emberá).

Sólo habían pasado ocho días después de mi graduación como Trabajadora social, en el mes de marzo- cuando salí para Panamá con el grupo.

En Panamá tomamos un bus que nos llevó a un lugar llamado Yaviza; era lo ultimo en la carretera panamericana. Este lugar es paso obligado para todos aquellos que viven en los ríos.

Me pareció un lugar pintoresco, me agradó. Allí en aquel tiempo la iglesia indígena tenía un internado para jóvenes y niños. Nos hospedarnos en una “casa” vieja, abandonada, que había en una loma en aquella propiedad. Dormimos en el segundo piso. Se nos había dicho que lleváramos hamacas porque no había camas, yo perdí la mía en el carro que nos trajo.

Así que me iba a tocar dormir literalmente en el piso, por que en verdad, no había camas. Allí tirado encontré una colchoneta de fom vieja, lista para la basura, pero para mí fue mi salvación, ya no tendría que dormir en el suelo, ya tenía cama. En las mañanas era el lugar perfecto para los devocionales, solo estaba la selva y un enorme río.

Peticiones de Oración Acción de Gracias por la casa restaurada y por todos los generosos que lo hicieron posible. Oren por los nuevos discipuladores que están trabajando con entrega y dedicación; actualmente hay unos 20 hermanos trabajando con mucha fe y amor. Oren por nosotros, que tengamos buen ánimo y gozo para seguir trabajando sin mirar atrás!

Oren por Ricardo Membache, Anadelina Cabezón, Diogracio Puchicama, Pascual Mejía, que son los que dirigen la Iglesia Indígena. Oren por Obdulio Isaramá, es el administrador del Campamento, que Dios le dé

visión para el ministerio a desarrollarse. Oren Por Alina Itucama, ella dirige el instituto Bíblico móvil para los líderes indígenas en Panamá. Gracias por apoyar el ministerio de MBmission en Panamá, y recuerde que usted puede hacer misiones con nosotros: viniendo, orando y aportando económicamente para los diferentes ministerios que se están adelantando.

Cuando regresé a Colombia, no pasaba por mi mente volver a este lugar, pero Dios había dispuesto otra cosa y en el 2003 estaba preparando las maletas para ir a apoyar la iglesia indígena que había conocido en el viaje misionero de corto plazo.

Nos radicamos por 7 años en el área urbana en una ciudad intermedia; luego por el ministerio, decidimos irnos a vivir a Yaviza, a aquella misma “casa” vieja en la que había dormido 14 años atrás, ahora convertida en una “cueva de murciélagos” y “casa del diablo” (Desde hacia 7 años estaba totalmente abandonada, porque en la mente de los indígenas, allí vivía el diablo… y les creo!!).

En realidad esta no era una “casa”, era una antigua Clínica, “La Casa Blanca” o “La Casa Herta”, nombres con que la llaman los Wounaán. Ellos nos contaron esta historia: Hace 40 años atrás, una joven canadiense soltera, graduada como enfermera, Herta Voth, fue tocada por Dios y vino para apoyar el ministerio de los misioneros Jhon y Janice Goertz en Panamá. Los Wounaán y Emberá no tenían donde atenderse y había una epidemia de Tuberculosis y Cólera.

No había carretera, y se tardaba tres días para ir a la capital para atenderse. Así que Dios les dio la visión de construir una clínica en Yaviza para atender a los enfermos. Se salvaron muchas vidas, se dio instrucción sobre como mejorar la salud. Fueron años de bendición para el pueblo indígena de los ríos. Herta salio del país jubilada y aún soltera.

El gobierno panameño construyó un hospital y puso en cada pueblo un asistente médico, ahora ya no era necesaria la clínica, así que se ocupó para recibir familias indígenas que querían acompañar a sus niños que venían de los ríos para estudiar hasta el año 2004, cuando dejo de funcionar el internado.

Ahora la visión es adaptarlo para un Campamento y este mes estaremos inaugurando la Primera Etapa. Gloria a Dios!!! Einer y yo tomamos la decisión de repararla y vivir allí para estar más cerca de los Wounaán de los ríos y que la obra se movilizara para este lado. Necesitábamos 5.000 dólares para hacerla habitable.

Sin embargo, confiamos en que Dios nos respaldaría y en una conversación en Enero con el Pastor Oscar Henao en Cali le dije que de solo pensar en que viviría en esa casa ya reparada, me daba pena, y el me dijo: ¿Por qué, ya la viste cómo va a quedar? Sí, le contesté…ya la vi, y va a quedar hermosa.

La Iglesia Canadiense Forest Grove Communitty Church nos apoyó en esta tarea y en noviembre del 2010, envió un grupo de hombres y mujeres que querían apoyarnos en este desafío de transformar este lugar en nuestro hogar. Trabajaron durísimo, adelantaron mucho…pero no pudimos terminar…

Hace 15 años cuando dormí en ese segundo piso, nunca me imagine que un día iba a ser mi hogar. Y en Agosto de 2011…por fin estamos en la casa “nueva” y cuando estoy en la mudanza me encuentro en el suelo un pedazo viejo de fom y vino a mi mente la primera noche que dormí allí y pensé si seria posible que ese pedazo fuera del mismo que yo había usado de cama hacia años atrás. Eso me conmovió.

A quienes me han preguntado les he dicho que es como la casa de muñecas de mis sueños de niña…me siento tan feliz aquí. Es un regalo de Dios para Einer y para mí. Pedro Loewen dijo que este era santo…y sí…nació en el corazón de Dios y ahora es el lugar donde tomamos refrigerio para nuestra alma, es nuestro refugio, y seguro también será el refugio de muchos corazones. Es el lugar perfecto para descansar y recargarse.

También pensamos que así como se puede restaurar una casa vieja, para muchos inservible, que nadie daría un dólar por ella, así mismo es como Dios por medio de Cristo nos restaura, y también podemos ayudar a restaurar a otros cuando predicamos la sola gracia, la sola fe y la sola Escritura; entonces nace una nueva Criatura por la gracia de Dios, y nunca volverá a ser lo que antes fue!!!.

El trabajo de restauración se logró primero por Dios, y también por las manos santas de hermanos y hermanas que vinieron a servir con amor y dedicación, gracias a todos ellos!!!, y el seguir restaurando vidas se puede también seguir haciendo con la ayuda de muchos!!!.

Recuerden que juntos podemos hacer grandes cosas!!!!!.

Pdta.: Herta… si lees esta nota, debes saber que las paredes que levantaron con amor y pasión, son ahora nuestro hogar, y estamos aquí para continuar la obra que iniciaste junto con otros misioneros.

Dios te bendiga. Te amamos Gracias a todos los que nos apoyaron con esta idea de mudarnos a Yaviza y vivir en La Casa Blanca. Gracias por sus oraciones, sus aportes a MBmission para la reconstrucción.

Nuevamente Gracias a cada hermano y hermana que apoyan el Ministerio de MBmission.

Sus servidores Einer & Girlesa Zuluaga Misioneros en Panamá CONTACTANOS CONTACT MB MISSION logomb Web: gireiner@hotmail.com Phone: 507-67817422 Panama, República de Panama Web: mbmission.org

Email: mbmission@mbmission.org Phone: 1.604.859.6267 Address: 302-32025 George Ferguson Way Abbotsford, BC V2T 2K7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas para explorar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on skype

Radio Online

Acerca de

Somos una Iglesia Cristiana, enfocada en Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a si mismo.

Lo mas visto

Subscribete al Boletín!

Do You Want To Boost Your Business?

drop us a line and keep in touch

Ir arriba