¿Es la gracia una licencia para pecar?

Compartir en tus Redes

El texto nos indica que la gracia de Dios te empodera para decirle que no a la impiedad y a los deseos mundanos – algo que la ley no tiene poder para hacer.

Mientras que es cierto que la gracia te libera también te da la libertad para tomar malas decisiones, pero si usas la libertad para enredarte en el pecado, entonces no has entendido el propósito de la gracia.

Gálatas 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

El propósito de la gracia es liberar a los prisioneros e impartirle la vida de Dios a los que están muertos en delitos y pecados. 

La gracia también, son buenas nuevas para los pobres (Lucas 4:18-19). Por lo tanto, si tú usas la gracia para esclavizarte y empobrecerte por causa de hacer malas decisiones y satisfacer la carne, haz puesto la gracia a un lado.

Cuando esto sucede no estas usando la gracia para que cumpla su propósito. La gracia libera, pero si usas tu libertad para anular tu libertad, entonces; ¿cuál es el punto? La realidad es que muchas cosas no han cambiado desde el momento que naciste de nuevo.

Romanos 5:20 Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; más cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia.

No creas la mentira que puedes seguir pecando para que la gracia abunde. Si bien es cierto que tu pecado no afecta el amor de Dios hacia ti, la realidad es que a ti el pecado te destruirá, te esclavizará y también te matará.  Esta no es la voluntad de Dios para ti.

Romanos 6:1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?

La gracia no es una licencia para pecar como tampoco la electricidad es una licencia para que te electrocutes. Seguro que puedes usar la electricidad para electrocutarte, pero; ¿es ese el propósito de la electricidad?

Dios creo la electricidad para que podamos tener luz y disfrutar de los deportes en ESPN. La gracia como la electricidad está diseñada para traer vida y en el pecado no hay vida.

Tenemos que ver el pecado por lo que realmente es; no es una actividad benigna como colar café o caminar por el parque. Como Dios alerto a Caín el pecado está a las puertas para enseñorearse.

El Apóstol de la gracia tuvo mucho que decir acerca de cómo el pecado esclaviza, y él no estaba hablando de los pecadores.

Romanos 6:16 ¿No sabéis que, si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?

Entienda que estoy haciendo una distinción entre el creyente que ocasionalmente comete un acto de pecado y el creyente vive una vida de pecado. El primero está haciendo lo que no quiere hacer el segundo está haciendo lo que quiere.

Si cuando pecas te sientes mal – tranquilo(a) esa es una señal de tu nueva naturaleza y nuevos deseos que ahora están dentro de ti. Tu deseo es agradar a Dios. Pero si cuando pecas no te preocupas – quizás has llegado a creer que la gracia es una licencia para pecar – si esto es así ¡despierta! Algo está equivocado con esa conclusión.

Tito 2:11-12 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,

El texto nos indica que la gracia de Dios te empodera para decirle que no a la impiedad y a los deseos mundanos – algo que la ley no tiene poder para hacer.

Así que cualquier mensaje de la gracia que no te enseña a saber que estas empoderado(a) a decir que no es una gracia falsa. ¿Es la gracia una licencia para pecar? Solamente si es una gracia falsa. Por lo tanto, es un imperativo NO.

¿Por qué entonces todavía pecamos?

1. No sabes quién eres en Cristo y estas operando en el viejo sistema operativo.

2. Eres un incrédulo.

La gracia que te empodera para decir que “no” solo viene por medio de la fe. Si no crees que no puedes decir que no, que dirás – “si” al pecado. Esta es la razón por la cual es imperativo saber que dice la escritura en relación a ti.

Si tú eres un creyente, haz nacido de nuevo. Lo nuevo ha llegado y lo viejo ha salido. Cuando tú creíste en Cristo para salvación tú no entraste en un programa de rehabilitación y mejoramiento personal.

Este es el evangelio que te ensena que Cristo te salva, pero ahora te toca a ti mantenerte salvo: ayuna, ora, diezma, congrégate, no peques, haz más, da más, sirve más etc. Ese tipo de vida te conduce al desastre. Cristo es tu vida. Aprende a expresar su naturaleza en ti.

Afirma constantemente en tu vida que “tú eres la justicia de Dios en Cristo”, “tú eres su hijo(a) amado. Cuando estés por oprimir un botón que no debes oprimir o estés por usar una substancia que no debes usar porque te está matando repítelo una vez más – “yo soy la justifica de Dios en Cristo”. “yo soy su hijo(a) amado.

Esto no es el poder de la confesión positiva, esto es un frágil ser humano que está activando las inescrutables riquezas de la gracia por medio de la fe.

Ten fe en Dios, su gracia es poderosa. Es lo único en la tierra que te dará el poder sobre el pecado y el pecar. Vive bajo la fuente de su gracia y el pecado no se enseriará de ti.

Romanos 6:14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas para explorar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on skype

Radio Online

Acerca de

Somos una Iglesia Cristiana, enfocada en Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a si mismo.

Lo mas visto

Subscribete al Boletín!

Ir arriba