El Diseño y el Diseñador

Compartir en tus Redes

El Diseño y el Diseñador. No dejó de dar testimonio de sí mismo, haciendo bien y dándoos lluvias del cielo y estaciones fructíferas, llenando vuestros corazones de sustento y de alegría. —Hechos 14:17

Recordemos algunos hechos fundamentales que ya han sido comprobados por la ciencia y que seguramente aprendimos en la secundaria. Todos estos se relacionan con el planeta donde vivimos.

El calor de la tierra viene del sol, cuya temperatura es de 6,649 grados Centígrados (12,000 grados Fahrenheit). Nos encontramos a cerca de 150 millones de kilómetros (93 millones de millas) de distancia que por cierto es la distancia adecuada.

Si la temperatura de la tierra cambiará unos 50 grados más caliente o más fría, toda la vida del planeta dejaría de existir. ¿Por qué el sol tiene la temperatura que tiene? ¿Por qué no más o menos grados? ¿Por qué la tierra fue colocada exactamente a la distancia correcta para que nosotros podamos tener temperaturas placenteras en el otoño y en la primavera y no tan extremas en el verano o el invierno? Yo le diré por qué: porque de otra manera, la vida perecería.

Otro hecho comprobado. Nuestro oxígeno constituye el 21 por ciento de la atmósfera. ¿Por qué no el 4 por ciento, o el 10 por ciento o el 50 por ciento? Pues bien, si fuese el 50 por ciento, la primera vez que alguien encendiera un fósforo, nos quemaría a todos.

¿Por qué digo todo esto? Dios diseñó este planeta para que pudiera proveer una cosa: vida. Sin la vida, la tierra sería otro planeta común. Sería como una boda sin la novia… un auto sin ruedas. ¿Por qué la vida? Porque solo a través de la vida, las criaturas como nosotros podemos comprender a Dios y glorificar a nuestro hacedor. Solo a través de la fe en el Señor Jesucristo lo que ha sido diseñado puede glorificar al Diseñador.

Si usted no hace ningún intento por conocer y glorificar a su Creador, necesito decirle que esa vida tiene consecuencias bien definidas y un destino ya fijado. Haga una pausa y medite en ese destino horrible… la separación eterna de su Diseñador.

La ciencia puede observar el diseño—el sol y las estaciones—pero solo a través de la fe se puede ver al Diseñador. ¿Está usted viéndolo?

por Charles R. Swindoll

Hechos 14:17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas para explorar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on skype

Radio Online

Acerca de

Somos una Iglesia Cristiana, enfocada en Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a si mismo.

Lo mas visto

Subscribete al Boletín!

Ir arriba