Jeremias 18:1-6

El Alfarero y el Barro – Reflexión.  En esta parábola, Dios comienza diciendo al profeta Jeremías un mensaje ilustrado en la casa del alfarero. Este alfarero trabajaba sobre la rueda, pero la vasija que hacía se echó a perder en su mano y volvió hacer otra como mejor le pareció.

Deuteronomio 31:6

Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará. Deuteronomio 31.6. Moisés exhortó al pueblo a no desanimarse. El nuevo líder necesitaría el apoyo del pueblo y el pueblo necesitaría aprender a confiar en el nuevo líder.

Efesios 5:14

Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo. Efesios 5.14. Despiértate tú que duermes.  La lección de los manuscritos más antiguos es, “¡Arriba!” frase usada para impulsar a los hombres a la actividad. Las palabras son una paráfrasis de Isaías 60:1-2, y no una cita exacta.